06 julio, 2014

11 tipos de títulos para los libros

Títulos de libros existen a millones. Solo en España se editan una media de 70.000 libros al año. Así que conseguir un buen título, o uno que diferencie a tu libro empieza a ser una tarea difícil. Requiere trabajo. Me recuerda a la hora de registrar un nombre de dominio en Internet. ¿Has tratado de buscar uno? El más inimaginable está ocupado. 

Titular un libro es arte. 

Clasificación de títulos por tipo:
Provocadores:
Son aquellos títulos que tratan de llamar la atención del lector incluyendo temas tabús, temas sagrados, polémicos o aquellos que por sí solos generan controversia.
La biblia bastarda

Títulos cortos:
Estos títulos florecen como las amapolas. Un simple sustantivo, nombre, profesión o adjetivo... es la carta de presentación de todo un trabajo de creación. Se me ocurre a bote pronto: “La Mujer”, “La pelota”, “Sufrimiento”... aparentan poco currados y seguro que no pasaran a la historia como creativos, ni como una genialidad.
  • Insurgente” de Verónica Roth.
  • El aprendiz” de Ana María Matute.
  • El nadador” de Joakim Zander.
  • El mar” de Ohn Banville .
  • La voz” de Arnaldur Indridason.
  • Alabanza” de Alberto Olmos.
  • El médico” de Noah Gordon.
El aprendiz


Giro de tuerca:
Es una técnica que consiste en darle un giro a una obviedad. Todos sabemos que las rubias atractivas tienen los ojos azules, que el rojo más intenso es el carmesí y que cuando odias, odias de verdad. Pero se trata de romper las reglas:
  • La rubia de los ojos negros” de Benjamín Black.
  • Rojo perla” de Jesús Pardo.
  • Te odio como nunca quise a nadie” de Luis Ramiro.
La rubia de los ojos negros

Sugerentes:
Son esos títulos que si los lees despacio te llevan a reflexionar. Tienen un componente surrealista.
  • Alguien robó la luna” de Garth Stein
  • La quietud en medio del mundo” de Eckhart Tolle .
  • El mundo de afuera” de Jorge Franco.
  • La sombra del viento” Ruiz Zafón.
Alguien robó la luna

Cotidianos enaltecidos:
El ritmo de nuestras vidas hace que no apreciemos cosas que transcurren a nuestros alrededor. Aquí los escritores sacan oro.
  • El ritmo de las agujas del reloj” de Grand Corps Malade.
  • “El ruido de las cosas al caer” de Juan Gabriel Vázquez.
  • “Los peces no cierran los ojos” de Erri de Luca.
El ritmo de las agujas del reloj

Los que sabes por donde caminan:
Hay una serie de títulos que hacen que te acerques a ellos o que huyas como del fuego. Catalogan el género o su argumento.
Cosas no aburridas para ser la mar de feliz

Los que ya te cuentan una historia:
Algunos títulos te cuentan por si solos una gran historia.
Si lo analizamos cuenta muchas cosas: que el protagonista es un señor mayor, anciano. De su situación: estaba en algún lugar en contra de su voluntad o a disgusto. Saltó por una ventana y se marchó por lo que su condición física era buena y que presumiblemente tenía ganas de emprender otra vida.
El abuelo que saltó por la ventaba y se largó

Desconcertantes:
Esos títulos que te dejan en ascua. En sus páginas puede haber “chicha o limonada”
  • El amante de la mujer árbol” de Xabier B. Fernández.
  • La estrategia del koala” de David Roas.
  • La fiesta de la insignificancia” de Milan Kundera.
El amante de la mujer árbol

De lugares y momentos:
Te marcan donde transcurre la historia, su escenario, atmósfera o tiempo.
  • Atardecer en París” de Nicolás barreau.
  • Oscurece en Edimburgo” de varios autores.
  • Pasaje a Tahití” de Eva García Sanz.
  • Noviembre” de Gustave Flaubert.
  • Al calor del verano” de John Katzenbach.

Oscurece en Edimburgo

Desafortunados y pretenciosos:
Ésta resulta una clasificación muy subjetiva. Hay títulos muy pretenciosos y manidos. ¿Te acuerdas de “El feo, el bueno y el malo”? pues hay versión en libros.
  • El guardia, el poeta y el prisionero” de Jung-Myung Lee.
  • El miedo más profundo” de Harlan Coben
  • Un cadáver en el jardín” de María Lang

Un cadáver en el jardín

Coloreados:
Para gustos colores y existen miles. Existen de todos los colores del arco-iris. Te propongo algunos en rojo.
  • Sorgo rojo” de Mo Yan.
  • Abril rojo” de Santiago Roncagliolo.
  • El rojo” de Daphne kalotay.

Sorgo rojo

Mi consejo es que antes de titular tu libro entres en alguna librería digital o en la base de datos del ISBN y busques libros que contengan alguna palabra de tu título. Te llevarás seguro una sorpresa. Casi todo está creado e inventado.

Si te gusta comprte este editorial.
Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción



4 comentarios:

  1. Gracias. Tenía una duda cuando el título comienza con un artículo: "La confusión de las mayúsculas en los títulos".

    ResponderEliminar
  2. Hola soy thomas como puedo hacer un título para un cuento no he podido entender

    ResponderEliminar
  3. TÍTULOS CORTOS
    "[...] Aparentan poco currados y seguro que no pasaran a la historia como creativos, ni como una genialidad"

    Jajajaj, bueno, en muchos casos puede ser así, pero creo que "Nada" de Carmen Lafore es la excepción.

    ¡Interesante entrada!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Yo no quiero un título de un cuento que ya existe, yo quiero un título para inventarme yo algo nuevo, gracias, espero que alguien me responda! Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir con tus comentarios y tu punto de vista.

Los componentes de La Esfera te saludan y esperan verte a menudo por aquí.

Ésta es tu casa.