24 marzo, 2012

El hambre

En la jaula, el canario naranja baja al comedero. Mira con un ojo y con el otro el fondo vacío, sin semillas. Pía y mira a su dueña en el sillón. Pía otra vez.

Pero la octogenaria no le hace caso. No va a darle de comer, muerta como está.


Texto: Verónica Andrea Ruscio

14 comentarios:

  1. Pobre animal triste final le espera, junto a su dueña.

    Supongo que habrá sido realidad con tantos ancianos que mueren solos, y sus mascotas inmoladas con ellos,

    Besos Verónica, desde mi mar,

    ResponderEliminar
  2. Es muy bueno este micro, es redondo con ese final que lo hace grande...

    Hoy hemos coincidido en el color, el mío es el color de una Clivia...

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu micro, Verónica.Toda una escena.Besos

    ResponderEliminar
  4. Ésto es devastador.
    Nos muestra las consecuencias trágicas de una muerte, y las fallas de la octogenaria en no poder haber provisto alguien que la releve en su ausencia para atender al animalito.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que ha sucedido más de una vez. Terrible.
    Buen micro. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Este tipo de micros me gustan. Son muy de escena de Alfred Hitchcock.

    ResponderEliminar
  7. Este tipo de micros me gustan. Son muy de escena de Alfred Hitchcock.

    ResponderEliminar
  8. Dácil Martín24/3/12 23:54

    LO que empieza siendo una leve historia sobre un pájaro canario, acaba, en pocas palabras después, en lo más siniestro. Tremendo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchas gracias a todos por sus comentarios! Me alegra que les haya gustado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Es muy triste, pero muy hermoso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Excelente, Verónica!

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Armando y Gabriel.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Todo lo que tiene que tener un micro, corto, impactante y sin nada que sobre ni falte. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  14. Mi opinión coincide totalmente con la de 7 Plumas, yo además,lo imagino como imagen de un corto mudo. Fecitaciones.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir con tus comentarios y tu punto de vista.

Los componentes de La Esfera te saludan y esperan verte a menudo por aquí.

Ésta es tu casa.