12 septiembre, 2009

Corriente

Corriente de la reflexión,
despeñadero óntico
del ser precipitándose
a su genuina raíz,

en vano el vertiginoso
torbellino de tus aguas,
sacudiendo la modorra
de mi humana voluntad,

en vano el fuego ínclito
de un titán encadenado,
quemándome con su llama
en lo más dormido de mí:

Polvo, humus, barro vital,
greda de la alfarería
olímpica a medio acabar,
ser sin destino ni raíz.