18 febrero, 2010

Parábola de la escoba y la diáspora

Un día, el Dios de las Pelusas reunió a su Pueblo bajo la Cama:
"Hijos míos en el amor: si de verdad creéis en Mí, os haré tan poderosos que conquistaréis el mundo. Ahora salid y multiplicaos"