13 marzo, 2011

Hay una sentencia de muerte para usted

Esperamos no causarle inconvenientes, pero es nuestro deber informarle que ha sido elegido para morir el 26 de mayo del presente año.
Se ruega que espere a su contacto vestido con ropa cómoda, a ser posible descansado y desayunado. La hora en la que se presentará en su dormitorio es a las 9:44 de la mañana. Cumplimos con avisarle que el contacto no suele esperar, carece de paciencia y no entiende ningún idioma conocido. No tema, el contacto es inconfundible. Le recordamos que camina muy rápido y que suele trabajar sin descanso, por lo que le rogamos que desestime esconderse debajo de su cama o entretenerse en casas de amigos; pues con esto sólo conseguirá que lo lleve más de prisa.
Por último queremos pedirle que no mantenga contacto visual con él para evitar traumas mayores; y le recordamos que sea cauteloso en no pisarle tampoco la capa.
Confiando en su buen juicio y en que agradecerá nuestros consejos, nos despedimos deseándole un feliz viaje.

Texto: Mª Paz Ruiz Gil