01 febrero, 2012

Cadena perpetua


La primera vez que me violaron juré que sería la última.
Tenía siete años.
Hoy tengo diecinueve y me condenaron a cadena perpetua.
No queda ni uno de los nueve varones de mi familia para traerme tabaco y revistas. Mujeres tampoco.

Texto: Mariluz González Hidalgo
Narración: La Voz Silenciosa