20 enero, 2013

Entre la vigilia y la aurora



Con cuidado para que no se les caigan los alfileres sobre la almohada, los sueños de Aurora se posaron mezclándose entre su pelo.

No sabían cual sería el elegido; aventuras, amor o quizás misterio. Lo que estaba claro es que nada de pesadillas, por mucho que protestaron, ese día les tocó quedarse en casa.

La noche llegó al fin y Aurora escogió. Nadie supo cual fue el ganador. Al despertar y como única pista, una nota que decía:“Suéñame pronto”.

Texto: Erika González Leandro

Narración: La Voz Silenciosa