10 marzo, 2013

Desesperación


Hace días que no veo salir la luz del sol. Cuando salgo a la calle solo veo un lugar oscuro, un pozo negro, como si fuera una habitación sin luz donde en el siguiente paso fueras a caer en lo más profundo de un negro abismo. Camino. Sigo caminando sin pararme a pensar qué hora es. Sólo siento la angustiosa soledad en las retinas brillantes y acarameladas de las personas con la que me cruzo, seres con los que ni siquiera he cruzado una palabra en mi vida, seres que reflejan la mirada perdida de la locura. Sólo al detenerme un momento a contemplar sus rostros me doy cuenta de que todos tienen la misma mirada vacía, y la misma cara, la mía.

Texto: Gustavo García Pradillo

Narración: La Voz Silenciosa