24 abril, 2013

Puedo ser tu poema


Puedo despertarte en la madrugada,
refrescar tu rostro con el soplo de una brisa.
Puedo sacarte una sonrisa al recordar el primer beso,
y hacer que de tus ojos salgan lágrimas furtivas.
Que la inspiración te lleve y que tu pluma se derrame,
y llene un folio de nostalgias y de mares cristalinos.
Puedo besar tus labios y dejar ese aroma que un día
se quedó para siempre,
enredarme en tus sueños, navegar y llegar a tu puerto.
Puedo encontrar ese tesoro que llevas escondido,
para que escribas todos los versos de amor en las paredes.
Y colarme en tu silencio y saber por qué de repente,
se te acaban las palabras.
Puedo crear un amanecer limpio y brillante y
que nieve después.
Puedo ser tu poema y que suene la música más bella del mundo.
Puedo ser tu poema y hacer que me lleves contigo.
Puedo ser tu poema y dejar que sea primavera, o verano
un duro invierno o un otoño diferente.
Ser una silla confortable y dejar que llenes mi espacio, mientras piensas,
en el poema más hermoso de tu vida.

Texto: María Estévez
narración: la Voz Silenciosa