07 febrero, 2014

El Blog de una cuentista: La cuentista de Hamelin

Anabel Consejo junto a Amando Carabias
#ElBlogDelViernes 

Desde Lleida se oyen los cuentos de una cuentista, muy rubia ella. A veces se deja ver y leer por aquí, por La Esfera. Ella dice en su blog "La cuentista de Hamelin" que le gusta "contar historias, sin más". Será esa la razón por la cual, cuando la lees, te resulta tan cercano su tono, como el que escucha una historia contada por alguien familiar a la sombra de un laurel en el banco de una plaza.

Yo conocí su escritura a través de "Oscurece en Edimburgo" donde era una mano más de aquellas 7 plumas de tan grato recuerdo, y me gustó cómo lo hacía. Me gustó hasta tal punto que quise leer más y me hice con sus "Historias de sujetadores". Allí leí cómo una mujer hablaba de mujeres, distintas todas ellas e igual de creíbles. Porque Anabel es mujer y habla como mujer, pero sin querer realzar las bondades del mal llamado sexo débil, sin querer abanderar desgracias para despertar pena. Ella quiere hablar de la mujer por
sus valores, por lo que sienten y reivindicarlas por lo que son. A través de la lectura de Historias de sujetadores se descubre lo fácil que es entender el aparentemente complejo prisma femenino. ¿Será porque ella convierte en sencillo lo complejo?

Hace unos días Ana Joyanes nos habló de la última incursión de Anabel en el personaje de una mujer, esa que se llama Beatriz, su último proyecto literario y que, a tenor de lo que cuentan, es otro gran mundo por descubrir.

Pero hoy quería más hablarles de su blog, de esa "Cuentista de Hamelin". Es un blog donde ella habla de ella, como es natural, pero a través de lo que escribe: Anabel nos enseña el camino para encontrarla. En su blog podemos encontrar muchas de sus creaciones y descubrir que maneja todos los registros, desde la poesía a la prosa, desde el cuento a la crítica. Sabemos, por lo que encontramos en su blog, que Anabel es sensible pero no sensiblera. Tan pronto leemos:

"Sábana que pergeño lo imposible,
telón centinela del escenario ideal."

y nos derretimos, como luego saca a pasear su mano para dar un manotazo a lo taurino:

"…Es la lucha del hombre contra la Naturaleza llevada a un campo artificial, reducida a una probeta color mostaza donde el resultado suele estar regulado por banderillas y muletazos maleantes a favor del bípedo…"

Así es Anabel, si algo le gusta se nota, y si no también. Por eso me gusta. ¿Quieres saber más de ella? No dudes en buscarla este fin de semana. Ella está siempre allí, en Hamelin, sentada en un banco, dispuesta a susurrarte una historia.

Enhorabuena Anabel. No pares de escribir.

Visitar "La cuentista de Hamelin"
Visitar más blogs aquí
Crítica: Miguel A. Brito