11 noviembre, 2012

Yo quería ser escritor


Yo quería ser escritor, de esos que sentencian, de esos que tienen lectores que compran su novela con los ojos cerrados y que acuden a la librería con impaciencia a preguntar si la última novela ha llegado ya. Pero…no sé que me pasa, hace semanas que no escribo, nadie me lee, ni siquiera nadie me critica, que es lo que me gusta y si me insultan mejor. No es que me estimule sexualmente, me sirve de brújula. Aunque luego siempre tomo el camino que me da la gana, que no me lleva al norte, pero visito lugares que disfruto.

Leo lo que escriben otros y pienso que no estoy a la altura, ¡como juntan las palabras!, ¡que bien suena!, ¡que profundidad! Y yo tan superficial, tan común, tan gris… Por ello estoy meditando renunciar. Renunciar a no escribir, que es lo que venía haciendo desde hace tiempo y aquí estoy agrupando palabras aleatoriamente y provocando, que es lo mejor que se me da. No pensarían que se iban a librar de mí, que me siento un fracasado. Fracasados son ustedes, que no han podido con mi escritura. Que no son capaces de leerme. Yo no quería ser escritor. Soy escritor. Lo único verdadero es que nadie me lee y que nadie pregunta por mi última novela.

Texto: Francisco Concepción Alvarez
Narración: La Voz Silenciosa
Más Flagelos aquí