09 diciembre, 2009

¡Gríteme señora, gríteme!

Aminatu H. Diego P. Montar un circo es fácil si payasos y leones comen poco y cobran lo justo.
Me gusta estar en la calle. Pasan cinco ¿intelectuales? Qué es un intelectual. Sombreros, pañuelos en los cuellos y gafas negras con sonrisas seguras. Me miran. Cómo se mira en el espejo un intelectual. Mi índice se desliza por el sudor del día y me pongo cachondo. Una mezcla amarga que me gusta que me excita. Soy yo, coño, soy yo. Mi culo, mi olor de culo. ¿Se olerá el agujero del culo el principito? Claro idiota. El principito es uno más entre nosotros y come pollo con las manos. Cuatro con tenis blancos buscan portero de discoteca ciego, que no pegue. Muse en mi cerebro a través de los cables del Ipod. Cerveza fría del chino en mi mano caliente. Escribo (...)
Artículo de opinión