20 enero, 2010

Mi isla

Mi isla no es de tierra
ni de mar,
es de espesas brumas,
de sudor salado
que transpira entre sus heridas abiertas
y se hunde en sus raíces
para buscarse siempre.

Mi isla tiene forma de sueño
que aparecen en los destierros
donde nace una lágrima
al oír sus ecos,
una nota de timple,
el susurro de las chácaras,
el canto sostenido de una isa,
al oler sus recuerdos.

Mi isla no es una isla,
son muchas,
como mundos en el Universo,
infiernos y paraísos,
Isla de piratas y saqueadores,
de tesoros en sus entrañas
donde se mezclan las savias
de sangre dulce y amarga,
de piel curtida,
de voz amable.

Mi isla eres tú,
si quieres,
en ella caben todos
mi isla no es tierra
ni mar,
ni playa ni lava
es la bruma
que se lleva en el alma…