02 febrero, 2010

La Cazadora y su pieza


Como cazador que se inmortaliza junto a su pieza, radiabas de contenta por el logro. Lo encontraste y allí sin mirarle a los ojos y sin tocarle por asco, ordenaste disparar. Ya tienes el retrato, ahora contarás en tu círculo las vivencias de tu safari, los animalitos con los que te topaste, y lo valiente que fuiste acercándote a ellos.

Huye rápido de esa lejana selva, donde habitan animales exóticos, a los que te resulta imposible mirar de frente, no vayan a despertar aún estando moribundos y su zarpa aniquile tu endeble y ficticia existencia. 

Homenaje a Mariah Carey