29 marzo, 2010

Escritura poco creíble

No siempre se puede novelar la realidad

Imaginemos que quiero escribir una novela, ó contarles la historia de una bella mujer que se enamora perdidamente de un hombre y que su única obsesión y objetivo en la vida es realizar la proeza de llegar a pesar 450 kilos, para figurar en el libro Guinness de los récords y así gustar mucho más a su marido, que la encuentra de esta forma mucho más sexy, y que le excita ponerse encima de ella y jugar con la grasa mórbida de su vientre. Pero cuando llega a pesar 445 kg., muere en su intento de un infarto consecuencia de semejante locura y luego el marido se enamora de una anoréxica. Esta es una historia real. Pincha aquí si quieres conocerla.

No siempre un escritor puede escribir o novelar la realidad. Esa ha sido una máxima que siempre he tenido muy presente, al contrario que muchos amigos escritores, los cuales no son capaces de asumir que la realidad siempre supera la ficción. Me suele pasar con el cine; si visiono una película y existe una secuencia que no me la creo (por exagerada, porque se excede o por imposible), hace que me salga de la historia, pierde mi interés.

Aún así, existen películas ó novelas que abordan circunstancias poco probables e imposibles, pero radica en el arte del escritor o del director, en su lenguaje y como lo aborda que nos cautive y nos engañe y creamos lo que nos cuenta. La escritura es para embaucadores, tramposos y timadores de la consciencia, pero con el guión que propongo ni el más pintado de los escritores ó guionista, lo tendría fácil.

No olvidemos la máxima que dice que “la realidad, siempre supera la ficción”