28 septiembre, 2010

Cita ineludible


"¿cómo te atreves a venir ahora? Tardaste tanto que ya no te esperaba". Aunque él era incapaz de disimular su enojo, ella se mantuvo impasible. "Puedo retrasarme, pero siempre llego", dijo la Muerte.

Texto Belén Lorenzo