22 octubre, 2010

Un mar de sentimientos tatuados en tu cuerpo



Sobre un mar de sentimientos, mi balsa navega, puedo escribir sobre tu tersa piel blanca, palabras de amor que destrozan por dentro nuestros corazones.
Firmar sobre la suavidad de tus nalgas, la rúbrica de mis besos y apartar de tu pecho los adjetivos de mi poesía.
Puedo terminar con conjunciones escritas entre las mejillas de tu rostro o cincelar en tus muslos preposiciones de placer, tan amargo como las lágrimas tatuadas en mi boca. Bello mar, desierto, sima o cima. Bella cadencia que me produce tu cuerpo, para finalizar entre notas de pasión. Adjetivar tus pies, mientras verbalizo mis ansias de tocar tu bello rostro o perderme entre los bucles carmesíes de tu pelo al viento. Adjetivos, verbos, preposiciones, nombres y conjunciones que por todo tu cuerpo tatúo con mis besos, cincelo con mis caricias y rubrico con mi corazón.

Texto: William Ernest Fleming