28 marzo, 2011

Alquimia popular

Teme al forastero
enfermo de romance,
perro ciego de celo que te
arroja su deseo a la cara
con el anhelo fuera de ti.

Huye de su tránsito no-gratuito.

Inabarcables como horizontes.
Arden como soles.
Aman crueles como dioses.

Texto: Isabel Tejada Balsas (Bel)