24 septiembre, 2011

Tu árbol


Hay belleza en el árbol, como tú me decías. Al fin lo entiendo. Percibo ahora el placer de la luz golpeando sus ramas, disfruto el color de sus hojas y, cuando en invierno me acerca hasta él, también veo belleza en su cuerpo desnudo. Vengo aquí a reencontrarte. En el sendero voy dejando la percepción del tiempo... Descalzo mis pies sobre la tierra que sostiene su tronco y sencillamente, me abandono. Plantado en la memoria, tu árbol crece siempre hacia adentro, como crece el recuerdo. Mi hiciste prometértelo una tarde de junio: "vuelve aquí siempre y aunque no esté, acuérdate de mí", me dijiste. Así lo hago siempre que puedo y, es hermoso. Sí, también puede latir belleza en la ausencia; tu ausencia y tu recuerdo, abuelo.
Texto: Briara Iriarte
Narración: La Voz Silenciosa