26 octubre, 2011

Tintas distintas

He terminado de leerlo. Y la sensación que me queda es la una especie de envidia sana por no haber formado parte, ni ser uno de los autores de este singular libro de relatos titulado "Tintas Distintas", escrito por Pilar Aguarón, Anabel Consejo y José Antonio Prades, escritores amigos y colaboradores habituales de La Esfera Cultural.

Un libro compuesto por 33 relatos. Relatos creados de forma conjunta, pero desde una óptica y una literatura personal. ¿Como explicarlo? Siempre me ha parecido que aquello de la llegada de la inspiración al escritor es una chuminada. Que sin trabajo y lucha frente al ordenador, pues creo que ya no queda ningún escritor que haga su trabajo con pluma y papel, es una gran leyenda urbana. El oficio de escritor es trabajo, trabajo y más trabajo. Trabajo sobre una idea, hasta lograr un producto del que quedemos medianamente satisfechos, pero nunca al completo, siempre nos queda la sensación de que podríamos mejorarlo o haberlo escrito desde otra óptica.

Tintas distintas es un libro escrito por el colectivo 3d3 que no para de proyectar ideas literarias y concretarlas. Una edición de apenas 164 páginas, pero muy concentrada e intensa. Su génesis de creación no es nueva: reunión de escritores que
buscan detonantes para crear (eso es lo que me falta a mí, estímulos para la creación) por ello mi sana envidia.

El libro está dividido en cinco partes, cinco ejercicios diferentes. Entre ellas una propuesta de escritura con títulos predefinidos. Otra de frases o párrafos preplanteados para incluir en cada relato. Curiosa y compleja me parece escribir relatos expresados con una propuesta de tan solo 33 palabras.... ni una más, ni una menos. Matemática pura.

El resultado no me ha dejado indiferente, “La metamorfosis de un capullo”, “El ojo de cristal”, “Señor Pesadilla”, “Niñas con abrigo”, relatos creados por este singular mecanismo que reúne a tres escritores para fustigarse y crear sinergias de creación literaria.

Que no me vengan los escritores ahora con excusas de que nos les llega la inspiración, o que no encuentran fuentes para crear. Que se pongan en contacto con el colectivo 3d3. Ellos les darán la fórmula y el motivo para crear. Ya no vale la manida excusa “No me llega la musa”.

Un libro aconsejable, que pueden adquirir en La editorial “La Fragua del Trovador