19 mayo, 2012

El viento comenzó a mecer la hierba


Ilustrador: Kike de la Rubia
Traductor: Enrique Goicolea
Tamaño: 13 x 19 cm.
Encuadernación: Rústica
Páginas: 112
PVP: 16,50 euros
ISBN: 978-84-92683-86

No soy lectora habitual de poesía, aunque últimamente le voy perdiendo el miedo; por los mismos motivos no suelo incluirla en mis compras de libros. ¿Cómo se justifica entonces que el Día del libro volviera a casa entre otros títulos con una antología de Emily Dickinson que acaba de publicar Nórdica?

Tenía ganas de leer algo de una de las poetas mas importantes de EEUU, junto con Walt Whitman - al menos creo que lo son por la cantidad de referencias a ambos que encuentro en mis lecturas. A ello se unió la preciosa edición que, una vez más, nos trae Nórdica Libros.

Diego Moreno nos ofrece una selección de poemas de Dickinson dentro de su colección Ilustrados y en edición bilingüe, los poemas en ingles vienen en las paginas finales. Las ilustraciones, realizadas por Kike de la Rubia, armonizan perfectamente con los poemas
que acompañan. Es todo un placer tener este libro entre mis manos.

Crítica: Lammermoor


288
Yo no soy nadie. ¿Quién eres tú?
¿También tu no eres nadie?
¡Entonces ya somos dos!
¡No lo digas! lo pregonarían, ya sabes

¡Qué aburrido ser alguien!
¡Qué ordinario! Estar diciendo tu nombre,
como una rana, todo el mes de junio
a una charca que te contempla


543
Temo a la persona de pocas palabras
Temo a la persona silenciosa.
Al sermoneador, lo puedo aguantar,
al charlatán, lo puedo entretener.

Pero con quien cavila
mientras el resto no deja de parlotear,
con esa persona soy cautelosa.
Temo que sea una gran persona.