18 noviembre, 2012

Aromas

Un rodete y ya está peinadita y lista para el paseo. El verde de sus ojos se acentúa con la tez morena del rostro; y como una chiquilla sonríe contenta.

Paso a paso recorre el patio acariciando las azucenas; sin recordar que, un día fue ella quien lo llenó de aromas.

Texto: María Estévez