23 febrero, 2013

Mamá lobo


Imagen de Internet

Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel. Mamá ya no sabía qué hacer para dormir al dulce cachorro y hoy era la primera vez que lo conseguía. ¿El truco? Escribirle una historia en que los lobos ganaran. Y es que el pobre lobito tenía razón, “De todos las cosas que me lees, ninguno de nuestra especie sale vencedor”. Su mayor pesadilla era convertirse en alguien malo, aparecer con la barriga llena de piedras o morir ahogado en un pozo. Pero cuando oyó el cuento que mamá le preparó, digno de los de su clase, cerró los ojos y descansó.

Texto: Érika Gónzalez Leandro
Narración: La Voz Silenciosa