06 marzo, 2013

¿Cuándo usar los puntos suspensivos?

Manual de escritura
Los puntos suspensivos (…) marcan una interrupción de la oración o un final abierto.

Se emplean:

  • Al final de una frase que no se termina, dejándola incompleta o en suspenso.
  • Al final de una enumeración incompleta. En este caso, tienen el mismo valor que la palabra etcétera.
  • Cuando se quiere expresar una vacilación, una duda, un temor, una sorpresa…
  • Cuando se quiere sorprender al lector, dar un golpe de efecto.
  • Para omitir una parte de una cita textual sentencia o refrán. Si lo que se omite es una parte central del texto, se emplean los tres puntos dentro de paréntesis (…) o corchetes […].
  • Cuando cierra un enunciado, después de los puntos suspensivos se escribe mayúscula; cuando no lo cierra, minúscula.
Tras los puntos suspensivos no se escribe nunca punto, aunque sí pueden colocarse otros signos de puntuación, como la coma, el punto y coma y los dos puntos, que se escribirán inmediatamente, sin un espacio que los separe de los puntos suspensivos.

JAMÁS se escribe un punto después de los puntos suspensivos.

SIEMPRE serán TRES los puntos suspensivos, ni dos ni cuatro: tres.

Coordina: Ana Joyanes