26 mayo, 2013

¿Cuál es la prueba del algodón para un libro?

El Editorial del domingo.
algodón, test, prueba, fiabilidad
Si tu me pones mi libro por las nubes,
yo te subo el tuyo al firmamento
Desde hace algún tiempo me planteo, aunque no tengo un estudio probado, cuál es el sistema más fiable que tienen los lectores para seleccionar un libro para su lectura. Hablando claro: que si un libro tiene o no calidad literaria.

El termómetro para prejuzgarlos era:

Antes del despegue de internet:
  • Premios literarios. Si un libro contaba con algún premio, se le presuponía la calidad. De igual forma que el valor a los chavales cuando entraban a la mili.
  • Reseñas de los críticos. La labor de la crítica literaria estaba concentrada en unos pocos, habitualmente periodistas. La figura del crítico literario era algo, hace veinte años, que nos quedaba muy lejos. Sus opiniones eran cátedra. Empecé a dudar de ellos a una edad temprana, cuando para elegir película leía la sección de cine de El Mundo y existían críticos que a una la valoraban con una estrella y otros con cinco (obra maestra). No entendía.
  • Publicidad. Si veíamos los libros de forma relevante en las librerías y les acompañaba un gran marketing, dábamos por sentado que era bueno. Si en la tele hablaban de ellos, también. Era así de simple.
  • Boca a oído. El sistema de siempre y más si el libro nos lo aconsejaba nuestro amigo sesudo. Lo asumíamos y punto.
Tras el despegue de internet
  • Nos convertimos en autónomos. Internet nos ha dado la autonomía y la facilidad para realizar cualquier análisis, valoración o contrastar opiniones sobre cualquier temática, servicio o producto. Las anteriores opciones, expuestas en el punto anterior, para acercarnos a un libro han quedado, pienso, desterradas y las hemos sustituido por el Sr. Google.
  • Debemos tener cautela con el rumbo que están tomando las críticas y las valoraciones literarias. Sobre todo con la democratización de la edición, donde ya está al alcance de cualquier persona editar su libro y ponerlo a la venta. No sé si han observado un fenómeno que existe habitualmente en Amazon y también en algunas plataformas de autoedición. Casi todas las valoraciones de los libros, habitualmente los indies, alcanzan una valoración muy próxima a las cinco estrellas ¿?.

Ejemplo de valoración libros en Amazon (captura pantalla 24.02.2013)
Todos sabemos como funciona la cosa, es vox pópuli. Edito mi libro, abro varios perfiles anónimos en la plataforma, me valoro, me hago una crítica maravillosa y le pido a los amiguetes, familiares y a las amigas de mi novia que se pasen y que dejen su valoración.
  • Favor con favor se paga. Otro fenómeno que llevo observando es el colectivo que han formado los indies. Un especie de piña donde cada uno valora el libro de un compañero y el compañero valora el mío. Favor con favor se paga. Si tu me pones el libro por las nubes yo te lo subo al firmamento. Es una práctica que ha surgido, creo, de forma espontanea y particularmente no la veo condenable. Todos estamos en el derecho de hacer "marketing de guerrilla" para tratar de que nuestro libro salga a flote, en un mundo literario que si antes estaba difícil, ahora está imposible.
  • Ya todos somos críticos y todos somos escritores. Internet y las redes sociales nos han dado a todos un pequeño, o gran altavoz. Nuestra voz por pequeña que pueda parecer, se puede escuchar al mismo volumen que la del resto. Existen pocos escritores y pocos lectores que no tengan un blog y un movido perfil en las redes sociales. Las editoriales, no todas, han sabido reconocer este potencial y agasajan a sus propietarios (bloggers) con libros, novedades, bonos descuentos y otros detalles para obtener de ellos una contrapartida. Es lícito, funciona con otros productos. Tengo un caso que me cae muy de cerca, en el que una firma regala su producto simplemente para que se exhiba, hablo de moda y no hablo de apenas veinte euros que vale un libro. El mundo editorial no iba a ser menos. Yo te regalo, tu estás agradecido, tu hablas bien de mi.
En este post pensaba compartir cual pensaba yo que sería la prueba del algodón para un libro, pero me he extendido mucho. Es que cuando me voy por las ramas... El próximo domingo lo desvelaré.

Te invito, mientras tanto, a que compartas ¿cual es la fórmula que tu empleas o sigues?, para obtener una valoración y una opinión esterilizada de un libro que te lleve a leerlo.

Hasta el próximo domingo. Te dejo para que sigas "girando" en esta Esfera.
*Como siempre puntualizar que ésta es mi opinión y reflexión, fruto de mi experiencia y aplicación del sentido común. No pretendo que sea la verdad de todos.
Artículo: FranCo