19 mayo, 2013

Peligro: No lances nunca un trailer-book sin antes testearlo

El Editorial del domingo.


TrailerBook, videolibro, Claqueta,
El peligro de un Trailer Book
Desde hace un tiempo viene creciendo un nuevo fenómeno y es que cada libro editado cuente con su trailer-book correspondiente. Un complemento que busca darle a la edición de cada libro notoriedad y facilitar su promoción. Hasta aquí todo muy correcto y positivo.

¿Pero qué es realmente un trailer-book? 
Es un vídeo anuncio de un libro que emplea técnicas similares a las de los trailers de películas, para promocionar o anticipar un libro y animar a los lectores a su lectura. Este material habitualmente se emplea para difundirlo en internet. Incluso el School Library Journal ya estableció el Premio Trailie que premia los mejores trailers de libros.

¿Cuales son sus inconvenientes?
  • Error de traducción. Realizar un trailer-book es básicamente realizar una traducción del libro, en este caso de la sinopsis, al leguaje cinematográfico o visual. Y ya sabemos lo que ello conlleva. Nos hemos llevado ya muchos desencantos de las versiones cinematográficas de los libros.
  • Pocos y malos profesionales. La mayor parte de los trailer-book que he visionado están realizados por amateur que dominan algún programa de edición de video y que lo que hacen es una simple animación o pase de fotos fijas, superponiendo música con algún texto para transmitir la historia. En algunos casos es el propio autor, un amigo o la novia del escritor.
Un servidor, que hace sus pinitos en cine, siempre ha temido realizar adaptaciones cinematográficas. Aún recuerdo mi primera práctica de edición: realizar el trailer de mi película favorita. CasaBlanca. Jamás pensé que aún conociendo la historia y teniéndola muy bien "mamada" me costara tanto vender la película y comunicarla en solo veinte segundos. Y eso que contaba con las imágenes y el material. ¿Imaginan cuando el trabajo hay que realizarlo desde la nada, el caso de los libros?

Por lo anteriormente comentado le tengo mucho respeto al trabajo de traducir el lenguaje literario. Conlleva demasiado tiempo y esfuerzo y casi nunca sale bien, los lectores y los espectadores siempre esperan otra cosa. Quiero decir que un escritor ha estado escribiendo una novela durante mucho tiempo, en algunos casos varios años y edificando una atmósfera y un mundo. Todo ese trabajo se viene abajo si el trailer-book de nuestro libro no está realizado correctamente y es muy difícil si no contamos con un verdadero profesional y también con presupuesto.

¿Y dónde encuentro a ese profesional que me haga mi trailer-book?

Un profesional tendrá que leer la novela e impregnarse de ella para saber comunicarla (días de trabajo). Una vez que la haga suya deberá de crear esas imágenes desde la nada, bien por animación, con actores reales, ilustraciones, etc. Tu novela no estaba escrita, no valen esas fotos e imágenes que podemos bajar de internet, tienen sus derechos y nunca se ajustarán a la atmósfera, escenarios, ni personajes de tu novela. Todo esto requiere de un presupuesto. Desconfía de las ofertas.

Quiero decir con ello que no es trabajo de una sola persona. No vale con dominar el programa de edición. Tiene que ser un buen lector y un buen comunicador (vendedor) y tener una gran capacidad de síntesis para concretar la esencia de la novela. Dominar el idioma literario para traducir al cinematográfico. Es complejo encontrar personas que aglutinen todas estas capacidades.

Resumiendo:
El trailer-book de tu libro no es una cosa sin importancia, puede hacer que el lector premastique una historia incorrecta sin haberlo leído. A mí me predisponen muchos de ellos a no leerlos. No suelo terminar de visionarlos, algunos duran hasta varios minutos, se hacen pesados y su ambientación no me ayudan a que me acerque a su lectura.

Un trailer-book es un excelente material complementario para las presentaciones, ciertas promociones, como adelanto de su edición y para llegar a cierto tipo de lectores, pero siempre y cuando esté a la altura del libro.

No lances nunca un trailer-book sin antes testearlo.

No arriesgues a que le pongan etiqueta a tu libro por una mala promoción. Cuando tengas tu trailer-book trata de que lo evalúen personas que no tengan nada que ver contigo, que sean capaces de decirte las cosas "claritas". Busca un mínimo de diez personas y dale tu libro o envíale la portada y la sinopsis en digital, que la valoren y cuando lo hagan que posteriormente visionen el trailer-book y les preguntas si creen que éste último lo refuerza, le aporta algo y capta la escénica de tu novela.

Te dejaré como ejemplo dos trailer-book de los cientos de miles que existen en internet, no abusaré y te pondré algunos que son infumables. Particularmente el 99% de los trailer-book hace que me aleje de sus páginas. ¿Te atrapa su visionado? ¿Qué opinas? ¿Has comprado algún libro como consecuencia de su efecto?

Te espero el próximo domingo en esteEditorial muy particular, para seguir debatiendo y conociendo tu opinión, tan válida o más que la mía. Nos leemos. Nos seguimos.
Artículo: FranCo