21 julio, 2013

Cosas que deberías saber sobre las portadas de los libros

Las singulares portadas de la saga saga Millenium
El Editorial del domingo.
Imagino que llegas a esta entrada con el deseo de saber nuevos secretos y conocimientos sobre portadas de los libros. Te diré que es un mundo tan grande, tan poco comentado y debatido que igual sales decepcionad@, pues tendríamos que extendernos mucho.

Para entrar en materia y antes de continuar, quisiera hacerte dos preguntas y si puedes me respondes en la sección de comentarios:

Con la portada 
del último libro de 
J.K. Rowling, 
no se complicaron mucho.

  • ¿Cuál es la portada de libro que más te ha gustado o impresionado? Concreta una.

  • ¿Sabes el nombre de su autor o creador?
Las respuestas a la primera pregunta pueden ser muy variadas. Pero la respuesta a la segunda pregunta, creo, que la mayoría será “Nunca me había parado en ello” o “Jamás pensé que en un libro trabajasen más creadores/autores que el escritor

En la realización de una portada, en muchísimos casos, trabajan varios artistas. Siempre un diseñador, que maqueta la portada, en colaboración con un ilustrador, pintor, dibujante o fotógrafo, etc. Aunque siempre existen artistas orquestas que hacen todo el trabajo, habitualmente por cuestión de presupuesto.

La creación de portadas de libros, debe de tener, sin duda, la categoría de arte.


La carátula de una novela tiene muchas funciones. La primera, captar la atención del comprador/lector. Otra importante es
predisponernos para la lectura del libro. Ésta última es delicada, pues en ocasiones existen portadas de tal fuerza, que influyen en el lector edificando y creando la imagen de escenarios y personajes, que nada tienen que ver con los que pretendía crear el escritor.

¿Qué se tiene en cuenta para diseñar una portada de un libro?

Un servidor, que ha diseñado varias portadas de libros, recuerda el diseño de algunas en concreto. Por ejemplo, la carátula de Oscurece en Edimburgo. Una novela compleja de definir en su género. Escrita, cosa nada habitual, por siete autores. Con muchos personajes y aunque la trama se desarrolla principalmente en Edimburgo, existen otros muchos escenarios también importantes, como una emisora de radio, entre otros. El argumento y sinopsis es complejo.

En dicho trabajo, quise escuchar la opinión de los autores, con el fin de consensuar el diseño final. Ahí empezó a complicarse la cosa. Todos teníamos, como casi siempre, gustos e ideas diferentes. Así que traté de tomar las riendas. Contaba con un título y una ciudad. Ésta, tenía por obligación que aparecer (Edimburgo). Oscurecía, así que debía de tratar de transmitir esa luz del día. La novela tiene como protagonista a una chica joven con una singularidad, un defecto en un pie. Esto era muy importante. La Joven tenía conquistada, desde una emisora de radio medio clandestina, a los oyentes de Edimburgo, por medio de un programa diferente y caliente junto a su anonimato.

Título: Oscurece en Edimburgo
Autores: varios
Portada: Francisco Concepción
Edita: 7 Plumas
ISBN: 978-84-614-8705-9

Manos a la obra. El objetivo era crear una portada sugerente y elegante. Que sugiriese, sin marcar excesivamente, lo que te ibas a encontrar en su lectura. Y claro, con presupuesto cero. Le di muchas vueltas, la compuse mentalmente infinitas veces. Hasta que opté por realizar una mirada desde el desván, lugar donde se encontraba la emisora de radio, sobre los tejados de la ciudad de Edimburgo. Ocultando la cara de la locutora protagonista y mostrando algo de su erotismo y también de su pie deforme. Todo en negro, para reforzar la oscuridad que aparece como palabra en el título y del género negro al que se acerca la novela. La contraportada es otra historia.

Y si me preguntas si estoy satisfecho con la portada diseñada, te diría que siempre todo se puede mejorar.

Quería contarte muchos más secretos sobre las portadas de los libros, pero eso será en una próxima entrada para no cansarte.


Hasta el próximo domingo.

Artículo: Francisco Concepción