18 octubre, 2013

En el fondo del mar

Texto participante
en convocatoria
.
En mitad de la noche me puse el bañador, me calcé las aletas, y con pasos de tortuga me encaminé al mar, guiada por el rumor de las olas y el olor del salitre no tuve problemas para encontrarlo. Por fin unas vacaciones diferentes: adiós a los baños en una piscina diminuta. Al sumergirme sentí una sensación extraña, el agua estaba fría y mis pulmones protestaron al cambiar aire por agua, pero pronto se adaptaron y llegué al fondo.
Trabé amistad con un pez payaso que me hizo reír con sus gracietas, también las medusas y los bancos de peces me acogieron en sus juegos y nos divertimos jugando al escondite. Conocí unas sirenas que peinaron mi melena con peines de coral y me enseñaron a hacer collares de algas.
Entre tantas emociones el verano llegó a su fin. Dudé si quedarme… y regresar en verano, a pasar las vacaciones en la ciudad.


Textos: Yolanda Nava Miguélez