06 octubre, 2013

¿Qué hace que Amazon sea amado y odiado a partes iguales?

Desde que escribí mi artículo Publicar en Amazon afecta tu reputación como escritor, llegué a entender la fuerza y la pasión que despierta Amazon en algunos escritores y clientes. Haciendo de ella una defensa a ultranza y que en muchos casos raya la enajenación. Como si les fuera la vida en ella. Solo hay que leer los comentarios.

Odio, amazon, amor-odio,
Amazon, amado y odiado a partes iguales

Hace unos días leí el artículo "No compres mi libro en Amazon: un escritor contra el gigante en internet y leyendo otra vez los comentarios de algunos lectores reviví la reacción que tuvieron muchos con mi artículo. Te invito a leerlos, pero desde el principio. En dicho artículo un escritor sugería a sus posibles lectores a que compraran su libro en los canales tradicionales y pedía que no lo hicieran en Amazon. Pero existen personas que no son capaces de entender o respetar que al escritor no le guste Amazon y no quiera vender su obra en dicha empresa. Algunos comentarios textuales son “Vamos a ver que te veo un poco perdido. Con mi pasta hago lo que sale de los huevos...” 

Hace también unos meses aquí en La Esfera Cultural, David Sánchez, publicó un artículo titulado "Ocho autores Amazon y Paco Umbral", que pasó desapercibido afortunadamente. Digo afortunadamente pues imaginé las reacciones de los aludidos. Nominaba a algunos escritores al Primer Premio Autobombo Francisco Umbral, poniendo de manifiesto la labor de comerciales “machacones” que éstos hacen para la empresa.


Es evidente que Amazon y su modelo de negocio tiene que tener cosas buenas y malas, para generar tanto amor y odio:
  • A favor:
1.- Ha simplificado la odisea que hasta la fecha era publicar un libro. Es uno de los precursores de
la auto-edición en formato digital. Aunque existen muchas más opciones.

2.- Ha bajado el precio de los libros.

3.- Comodidad para el lector y disposición de un extenso catálogo de referencias. Resulta extraño que no tengan un título.


  • En contra:
1.- Se carga desde la base una importante industria. Donde comían: editores, agentes literarios, librerías, imprentas, distribuidores, diseñadores, maquetadores...

2.- No son profesionales, ni amantes de la literatura. Ellos reconocen y se esfuerzan en pregonarlo "que éste es un negocio complementario".

3.- Están vendiendo por debajo del coste en algunos casos. Esta semana el gobierno de Francia ha modificado una ley para evitar que el «dumping» que practica acabe con la red de librerías tradicionales, cuyo mercado se ha estancado. Amazon en el país galo ya cuenta con el 70% del mercado literario por internet.


4.- Los libros digitales comprados en su plataforma están pensados para leerlos solo en sus kindles y no poder compartirlos.


Resumiendo:

Jeff Bezos, fundador de Amazon, con uno de sus kindle
Solemos ser cortos de miras. Yo el primero. Todos nos adherimos de manera inmediata a las oportunidades, a las ofertas, a lo fácil... Amazon, actualmente, pierde dinero voluntariamente para conseguir su plan. Pero no pensemos que el esfuerzo que está realizando Amazon de promoción, precios, envíos gratis y desgaste por hacerse al completo con el mercado literario, será para seguir actuando igual. "Una vez que haya conseguido su objetivo y que la red de librerías independientes haya sido aplastada, aumentarán sus tarifas, las condiciones a los autores y aplicarán el coste a los envíos", como plantea Filippetti (ministra de Cultura de Francia) y que vengo planteando hace mucho tiempo. Cuando eres monopolio te conviertes en Dios.

Seas partidario o no de Amazon, te invito a debatir. Pero no con la vehemencia que hacen los alineados de la empresa, sino con el respeto que tienen aquellos que reconocemos que la empresa tiene ventajas y también muchas desventajas que se verán en un futuro muy próximo. Y te sugiero que leas también los siguientes artículos:



¡Empieza el debate!

Hasta el próximo Editorial del domingo. Nos leemos.
Artículo: Francisco Concepción