24 noviembre, 2013

Reductos alternativos a la edición literaria digital

El libro digital ha venido para quedarse definitivamente entre nosotros. Es un hecho que no merece discusión. Sobre sus ventajas y particularidades ya se ha escrito mucho. Pero sus detractores no son pocos. Son una pequeña legión aquellos que aún se resisten a leer sobre una pantalla. Y para ellos quedan y quedarán siempre –espero— editoriales alternativas e interesantes.

Editoriales valientes, nostálgicas, románticas... — son los calificativos que me vienen a la mente para definir estos proyectos editoriales— luchan cada día, con sus limitadas armas, muchísima pasión y amor a los libros, por conquistar una pequeña cuota de mercado.

editorial, cartones, libros, cartoneros
Libros editados por la editorial cartonera "la Verónica Cartonera"
Desde hace un tiempo sigo con pasión la actividad de algunas editoriales cartoneras y de muchas editoriales artesanales.

¿Qué es una Editorial Cartonera?

Son editoriales alternativas por
sus temáticas y el uso de materiales para la publicación. Surgieron en 2003 con la creación por parte de Eloísa Cartonera  de un proyecto editorial alternativo. Fue en Buenos Aires, fruto de la crisis económica y paulatinamente comenzó su expansión por Latinoamérica. Actualmente empieza a existir alguna semilla en España, como Ultramarina Cartonera.

Normalmente editan sus libros en tapas de cartón reciclado y son pintados a mano con acuarelas por personas de bajos recursos. Cada libro es un objeto único e irrepetible.



Pero estas editoriales se encuentran con muchísimas dificultades. Aunque estas son las tres principales que le veo:

1.- La desconsideración de muchos escritores.
Catalogan a estas editoriales como proyectos clandestinos o subterfugios económicos. Aunque existan algunos escritores de renombre que ceden su obra a estas editoriales como reconocimiento a su labor: cultural y social.

Al publicar autores/as nuevos o poco conocidos, deben esforzarse por que sus nombres y obras circulen en el mercado literario, en constante competencia con los grandes conglomerados del rubro.

2.- Rechazo de algunos lectores.
Los lectores, por desconocimiento, creen que los libros que editan no tienen calidad. Algo realmente falso, pues cuentan en su catálogo con muchas joyas. Cuando realmente el contenido es el mismo. Las letras son las mismas que en las ediciones de lujo mucho más caras.

3.- Trabas para la comercialización.
Las librerías seleccionan lo que ellos venden (lo fácil) y ponen a la vista lo que dicta el mercado. Un mercado cautivo del marketing. Por lo que tienen que crear sus propios puntos de venta y crear un sistema paraleo de distribución y venta.

La Esfera Cultural, desde hace algunas semanas, ha iniciado su andadura como “editorial alternativa” y en este camino seguirá. Editando libros y obras de manera artesanal y numeradas.“¿Vacaciones?, si yo te contara...” es el primer título de una nueva singladura de edición alternativa a la digital. Cada libro como un objeto único y certificado.
  • ¿Cómo lector que opinión tienes de este tipo de editoriales? ¿Qué opinión te merecen? ¿Tiene un valor añadido sus libros y su trabajo?
  • ¿Y cómo escritor? ¿Piensas que es una opción a considerar?
Hasta el próximo Editorial del domingo 
Si te ha gustado el artículo compártelo en tus círculos y participa en el debate.

Artículo: Francisco Concepción