14 febrero, 2014

Historias de una canción. La banda sonora de nuestra vida.

#ElBlogDel Viernes

Una pregunta a nuestros lectores: Si tu vida fuera una película construida a base de imágenes de tus recuerdos, los tristes, los alegres, los amorosos, los terroríficos, los escolares o los laborales. Si fueras el director musical del film de tu vida ¿cuales serían los temas de tu banda sonora? 

Hace unos días en un programa de radio en el que participo junto a varios de los esféricos y que se llama así "La Esfera" el cual podéis escuchar cada martes de 21:00 a 23:00 si estáis por la península o una hora menos en Canarias, o unas cuantas horas menos (contad) en sudamérica (hacer click aquí), estaba yo en mi sección musical casi al final del programa y pinchaba un tema de The Beatles mientras contaba su historia por aquello de la efeméride del 50 aniversario de la llegada del desembarco de los melenudos de Liverpool a Estados Unidos. El tema se llama "Don't let me down", una canción que es un grito de ayuda, de desesperación. Yo no me encontraba bien, lo reconozco, y ese tema, en ese momento que lo presenté, llenó aquellos minutos de mi vida, conecté de inmediato con aquella historia que conté, con aquel sonido que era en sí el sonido de mi sentimiento. Ahora vuelvo atrás, y no puedo desprender mi imagen de aquella canción. ¿Nunca os ha pasado? Lo que allí conté sobre "Don't let me down" lo extraje de un blog que me ha parecido de lo más recomendable, "Historias de una canción".

Este blog me ha enseñado una cosa, que nada es casual. Aquella historia que leí en el blog sobre el tema de The Beatles, hizo que
entendiera el por qué de su existencia. Cada canción tiene un por qué, si no se nota enseguida. Las canciones para salir del paso quedan ahí: agua pasada. Las canciones que tienen historia se impregnan de alma y se hacen inmortales. Si las adoptamos pasan a formar parte de nuestra banda sonora.

"Historias de una canción" es un blog donde conviven, humor, historias, chascarrillos y curiosidades, todo convenientemente ordenado, para facilitarnos la navegación. Fondo negro como el color de un vinilo, y letras blancas para resaltar. Me gusta esa apuesta estética, tan sobria, dejando paso a lo importante, el contenido. Y sus entradas son frecuentes, varias al mes, lo que garantiza una excusa casi diaria para pasearse por la página.

Yo elegí mi canción, o mejor dicho, la canción me llevó a buscar su historia. Allí la encontré. Prueba a hacer un ejercicio: piensa en aquel momento de tu vida y su banda sonora. A continuación entra en "Historias de una canción" y búscala. Si tienes la suerte de encontrarla, seguro que ese momento que viviste se pegará a tus huesos durante el resto de tu vida. A mí me pasó el martes 11 de marzo, nunca lo olvidaré. Te aseguro que es real.

Hasta el próximo viernes.

Visitar "Historias de una canción"
Visitar más blogs aquí
Crítica: Miguel A. Brito