16 marzo, 2014

La Novela Corta no es hermana menor de nadie

Un subgénero literario muy importante.

Una novela corta o nouvelle es una narración de menor extensión que una novela, pero simplemente eso. Es un subgénero incluso más complicado pues al escritor le obliga a desprenderse de todo lo superfluo y no por ello la trama tiene que cojear en su desarrollo, ni los personajes deben de tener menos entidad. La novela corta tiene su propio lugar, destacado, dentro de las obras literarias. Para entender su peso podemos recordar algunas: 


El principito” de Antoine de Saint-Exupéry, “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury, “Frankenstein” de Mary W. Shelley, “Vintage Season” de C.L. Moore y Henry Kuttner, “Un chico y su perro” de Harlan Ellison, “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway, “La metamorfosis” de Franz Kafka, “El perseguidor” de Julio Cortázar, “Los adioses”, de Juan Carlos Onetti... la lista es interminable.


Con motivo de la convocatoria I Premio Internacional de Novela Corta de La Esfera me gustaría resaltar su importancia y complejidad a la hora de enfrentarse a su escritura si no tenemos una planificación adecuada.

Julio Cortázar definió la novela corta como un «género a caballo entre el cuento y la novela», pues necesita de

la intensidad y economía de los relatos y cuentos, aunque funciona, al igual que la novela, por acumulación. Así, en este terreno híbrido nos encontramos lo mejor del cuento (la intensidad) y de la novela (el desarrollo). O lo que es lo mismo: evita lo peor de ambos géneros.

No será buena una novela corta por relatar más que el cuento o menos que la novela tradicional. Será buena, eso sí, si además de breve, su contenido es rico, su estilo cautivador, está bien expuesto, y conquista a los lectores. En este aspecto puede aventajar a la novela extensa pues en la sociedad de la prisa que nos ha tocado vivir, la sociedad de la tecnología, el lector no se deja embaucar si le solicitamos más tiempo, esfuerzo y disciplina, y menos un lector no iniciado.

Decía Baltasar Gracián, el maestro conceptista español, que 
«lo breve, si bueno, dos veces bueno».

Te invito a escribir una novela corta. Es posible. Imagina que escribes una o dos páginas cada noche. En menos de dos meses puedes tener tu novela corta terminada para presentarla a este I Premio Internacional de Novela Corta de La Esfera. Puede ser una oportunidad para ver tu obra editada en papel, tener el reconocimiento de un premio otorgado por un jurado compuesto por escritores, expertos lectores y editores y lo más importante: libres, independientes y sin presión editorial. (Aquí las BASES)

Sabemos que en muchos lugares del mundo existen verdaderas joyas literarias olvidas en gavetas o en discos duros, que gritan para ser leídas. También escritores que no han tenido la difusión o la suerte que merecen. Por ello vamos a trabajar con la excusa de esta convocatoria, para que esas joyas se conviertan en libro de papel y lleguen a los lectores. Y potenciar, así, un subgénero que el mundo editorial en muchos casos ha dado de lado, para que alcance el lugar que merece. Larga vida a la novela corta.

Esperamos por tu propuesta. Y agradecemos la difusión de la convocatoria del Premio.
  • Se me olvidaba... ¿Qué novela corta nos aconsejas a parte de las mencionadas?
Si te gusta el artículo, por favor, compártelo. Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción