06 julio, 2014

11 tipos de títulos para los libros

Títulos de libros existen a millones. Solo en España se editan una media de 70.000 libros al año. Así que conseguir un buen título, o uno que diferencie a tu libro empieza a ser una tarea difícil. Requiere trabajo. Me recuerda a la hora de registrar un nombre de dominio en Internet. ¿Has tratado de buscar uno? El más inimaginable está ocupado. 

Titular un libro es arte. 

Clasificación de títulos por tipo:
Provocadores:
Son aquellos títulos que tratan de llamar la atención del lector incluyendo temas tabús, temas sagrados, polémicos o aquellos que por sí solos generan controversia.
La biblia bastarda

Títulos cortos:
Estos títulos florecen como las amapolas. Un simple sustantivo, nombre, profesión o adjetivo... es la carta de presentación de todo un trabajo de creación. Se me ocurre a bote pronto: “La Mujer”, “La pelota”, “Sufrimiento”... aparentan poco currados y seguro que no pasaran a la historia como creativos, ni como una genialidad.
  • Insurgente” de Verónica Roth.
  • El aprendiz” de Ana María Matute.
  • El nadador” de Joakim Zander.
  • El mar” de Ohn Banville .
  • La voz” de Arnaldur Indridason.
  • Alabanza” de Alberto Olmos.
  • El médico” de Noah Gordon.
El aprendiz


Giro de tuerca:
Es una técnica que consiste en darle un giro a una obviedad. Todos sabemos que las rubias atractivas tienen los ojos azules, que el rojo más intenso es el carmesí y que cuando odias, odias de verdad. Pero se trata de romper las reglas:
  • La rubia de los ojos negros” de Benjamín Black.
  • Rojo perla” de Jesús Pardo.
  • Te odio como nunca quise a nadie” de Luis Ramiro.
La rubia de los ojos negros

Sugerentes:
Son esos títulos que si los lees despacio te llevan a reflexionar. Tienen un componente surrealista.
  • Alguien robó la luna” de Garth Stein
  • La quietud en medio del mundo” de Eckhart Tolle .
  • El mundo de afuera” de Jorge Franco.
  • La sombra del viento” Ruiz Zafón.
Alguien robó la luna

Cotidianos enaltecidos:
El ritmo de nuestras vidas hace que no apreciemos cosas que transcurren a nuestros alrededor. Aquí los escritores sacan oro.
  • El ritmo de las agujas del reloj” de Grand Corps Malade.
  • “El ruido de las cosas al caer” de Juan Gabriel Vázquez.
  • “Los peces no cierran los ojos” de Erri de Luca.
El ritmo de las agujas del reloj

Los que sabes por donde caminan:
Hay una serie de títulos que hacen que te acerques a ellos o que huyas como del fuego. Catalogan el género o su argumento.
Cosas no aburridas para ser la mar de feliz

Los que ya te cuentan una historia:
Algunos títulos te cuentan por si solos una gran historia.
Si lo analizamos cuenta muchas cosas: que el protagonista es un señor mayor, anciano. De su situación: estaba en algún lugar en contra de su voluntad o a disgusto. Saltó por una ventana y se marchó por lo que su condición física era buena y que presumiblemente tenía ganas de emprender otra vida.
El abuelo que saltó por la ventaba y se largó

Desconcertantes:
Esos títulos que te dejan en ascua. En sus páginas puede haber “chicha o limonada”
  • El amante de la mujer árbol” de Xabier B. Fernández.
  • La estrategia del koala” de David Roas.
  • La fiesta de la insignificancia” de Milan Kundera.
El amante de la mujer árbol

De lugares y momentos:
Te marcan donde transcurre la historia, su escenario, atmósfera o tiempo.
  • Atardecer en París” de Nicolás barreau.
  • Oscurece en Edimburgo” de varios autores.
  • Pasaje a Tahití” de Eva García Sanz.
  • Noviembre” de Gustave Flaubert.
  • Al calor del verano” de John Katzenbach.

Oscurece en Edimburgo

Desafortunados y pretenciosos:
Ésta resulta una clasificación muy subjetiva. Hay títulos muy pretenciosos y manidos. ¿Te acuerdas de “El feo, el bueno y el malo”? pues hay versión en libros.
  • El guardia, el poeta y el prisionero” de Jung-Myung Lee.
  • El miedo más profundo” de Harlan Coben
  • Un cadáver en el jardín” de María Lang

Un cadáver en el jardín

Coloreados:
Para gustos colores y existen miles. Existen de todos los colores del arco-iris. Te propongo algunos en rojo.
  • Sorgo rojo” de Mo Yan.
  • Abril rojo” de Santiago Roncagliolo.
  • El rojo” de Daphne kalotay.

Sorgo rojo

Mi consejo es que antes de titular tu libro entres en alguna librería digital o en la base de datos del ISBN y busques libros que contengan alguna palabra de tu título. Te llevarás seguro una sorpresa. Casi todo está creado e inventado.

Si te gusta comprte este editorial.
Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción