24 agosto, 2014

¿Cómo debe estar formado un jurado literario?

Me he fijado que siempre los jurados de las convocatorias y premios literarios están formados por escritores y en algunos casos por docentes de literatura y licenciados en Filología. Poco más. Parece que los libros fuesen escritos para escritores. 

Los libros son escritos para los lectores. Jamás he visto un acta de un jurado literario que ninguno de su integrantes figure como un simple lector, que no es poco.  Al fin de cuentas son el objetivo de la creación literaria. Son éstos los que tras editar y publicar un libro darán el verdadero veredicto sobre la obra. Los que la encumbrarán o la ignorarán. 


Un jurado literario debes estar compuesto por:



  • Un gran número de integrantes. A mayor número de miembros en un jurado mayor capacidad de valoración de las obras, de contraste y de debate.
  • Miembros heterogéneos. Los miembros del jurado deben de tener sus gustos literarios en las antípodas, más cuando la convocatoria tenga género y temática libre. El jurado debe estar integrado por miembros a los que les guste desde el género negro a la novela romántica, pasando por el fantástico y hasta la poesía. Y aunque dicen que no existe literatura para hombres y para mujeres, que el jurado sea preferentemente mixto.
  • Integrado por lectores. Los libros están escritos para ser leídos y los que leen son lectores. Los jurados no pueden estar formados exclusivamente por escritores y formadores literarios. Deben tener un porcentaje de lectores. Lectores avezados, que amen la literatura y los libros. Aquellos que saben distinguir la buena literatura. Aquellos alejados del ritmo vertiginoso de la mercadotecnia.
  • Y como obviedad decir que los integrantes de un certamen literario deben ser honestos y amar la literatura, por encima de que la labor sea retribuida y pensar que tras cada obra que analizan o valoran está el trabajo y la ilusión de muchos escritores que le han confiado su obra para su valoración. Juzgar el trabajo de otros supone una responsabilidad muy grande.

Una reflexión: El buen lector se hace, no nace, pues la lectura no es un don natural, sino un arte”.

¿Crees conveniente más presencia de lectores en la composición del jurado de los certámenes literarios?