09 noviembre, 2014

3 errores que al escribir te delatan como un escritor novato

Este artículo lo van a escribir también ustedes. Desde la semana pasada que les pregunté por novelas cuyos protagonistas fueran escritores, le he pillado el gusto por hacerles trabajar. ;))

Hoy les propongo tres errores por los que de inmediato detectas que una novela está escrita por un autor novel, y pretendo que ustedes me aporten algunos errores más, de esos que como lector no te pasan desapercibidos, y que te delatan que estás frente a una lectura, en principio, de dudosa calidad.

error, borrar, corregir, novato
Son muchos los errores que podemos cometer cuando nos enfrentamos a la escritura de una novela

3 errores muy evidentes de autores noveles:

Error #1: saltarse la ley causa-efecto.



Se produce cuando una situación se resuelve de manera milagrosa o un personaje cambia de actitud o pensamiento sin que un acontecimiento provoque dicho cambio.

Ejemplo: Juan estaba sentado en una terraza tomado un vermut mirando pasar a los transeúntes. De repente, se levantó preso de un frenesí desbordado y comenzó a lanzar los cubos de hielo de su vaso a cuantos le miraban."

¿Cuál es el desencadenante de ese frenesí desbordado? ¿Cuáles han sido sus pensamientos para que la ira se desencadene de esa forma?

Piensa mucho cuando vayas a escribir un “de repente, de pronto, en un momento dado…

Tus personajes pueden actuar por impulsos y les puedes hacer tener reacciones imprevistas… pero deja claro que se comportan así por un motivo que les hace ser así o actuar así.

Si algo deja muy claro que eres un escritor sin oficio es utilizar el Deus ex machina, es decir, la llegada del héroe en el último momento, la inesperada carga de caballería, el oportuno eclipse, o esa rama al que se agarra el personaje cuando cae por un precipicio.


Error #2: diálogos mediocres.

El diálogo es la manera más rápida de mejorar un manuscrito, o de hundirlo. También de airearlo. Los agentes, editores y lectores si leen un diálogo lleno de tensión, intención, o de ironía inteligente... ganan confianza en la capacidad del escritor. Pero el diálogo aguado y mediocre tiene el efecto contrario.


  • El diálogo correcto es conciso. El diálogo mediocre y empalagoso se dilata.
  • El diálogo correcto tiene conflicto. El diálogo mediocre no tiene sentido.
  • El diálogo correcto suena diferente para cada personaje. El diálogo mediocre hace que siempre parezca que habla el mismo.

Antes de introducir un diálogo en tu novela pregúntate si resuelve algo, si aporta algo a la trama o a los personajes. Piensa qué pasaría si lo suprimes. Y jamás escribas diálogos de la forma coloquial, como todos hablamos. Los diálogos tienen que ser literarios. Estamos creando literatura.


Error #3: intentar imitar a otros escritores.

Es de los peores errores que puede cometer un escritor principiante. No son pocos los que han tratado de imitar a Bukowski, con su “realismo sucio”, algunas veces también catalogado como “ficción transgresora”. O a Stephen King, que no tiene una narrativa excepcional, pero sí reconocible.

Copiar el estilo de otros escritores, diseñar una trama calcada de sus novelas, imitar sus expresiones, simplemente no funciona. Los lectores se dan cuenta, por algo son autores reconocidos y crearás, desde el principio, un clima de rechazo a tu obra que más tarde no podrás cambiar.

Recuerda, el estilo perfecto no existe, así como tampoco el autor sublime. El estilo literario es algo característico de cada escritor, la forma en la que se expresa que lo hace especial. Según el escritor argentino Ernesto Sábato, el estilo está relacionado íntimamente con el arte, no podríamos hablar del estilo de un químico o de un biólogo. Busca el tuyo.


Ahora es tu turno y te pido que me ayudes a crear una lista de los errores más habituales que nos encontramos en algunas novelas y cuales son aquellos que no soportas como lector/a.


Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción

Editoriales que te pueden interesar