14 diciembre, 2014

Comprometerte en público ayuda a cumplir tus objetivos

Cada mes de diciembre casi todos caemos en la tentación de hacer recuento de nuestros logros del año y nos proponemos metas para el siguiente. Así que te voy a compartir una estrategia, que a mí me funciona, y que te ayudará a cumplir tus objetivos para 2015.


La fórmula de comprometerte en público sirve de estímulo para aquellos individuos que valoran su marca personal
Comprometerse en público a realizar una tarea, meta u objetivo y tener que rendir cuentas en una fecha determinada es una de las fórmulas que mejor funciona. No sé si será que siempre tenemos que estar fiscalizados y presionados y que cuando nos enfrentamos solos a nuestra voluntad nos volvemos con nosotros mismos muy permisivos, llegando a la conclusión de “bueno ya lo haré, no tengo que dar explicaciones a nadie. Tengo tiempo”. Y pasa el tiempo y lo malo es que realmente no “pasa” nada. Confiésalo ¿cuántos proyectos tienes aparcados?

Sí que tienes que dar explicaciones, al ser más importante que convive a tu lado y que eres tu mism@ ¿No te parece suficiente? Engañarse a uno mismo es de las cosas más despreciables que conozco.

Así que te propongo un reto:

Dejar aquí por escrito los objetivos que tienes para 2015.

Pero lo más importante es que en diciembre del próximo año volveré a pasar revista y comprobaremos que casi todos los objetivos a los que nos comprometemos los alcanzaremos. La fórmula funciona.

Una de las claves es no trazarse cosas imposibles, sino aquellas que por alguna razón te cuestan y te producen desánimo. Pero sobre todo que te hagan ilusión.

Como ejemplo empezaré yo con algunos de mis objetivos para 2015.

1.- Terminar y editar 5 de los libros (al menos) que tengo a medio terminar.

2.- Sacar el primer número de Las 4 Estaciones de La Esfera.

3.- No fallar ni un solo domingo de 2015 en publicar este Editorial. Llevo ya dos años sin pinchar.

4.- Volver al gimnasio y a la actividad deportiva tras larga enfermedad. Tengo que competir con ella.

5.- Y por lo menos sacar uno de los muchos proyectos ambiciosos que tengo en mente. Hay una importante lista.

Ahora te toca a ti comprometerte en público.

Te aseguro que actúa como un motor y es la fórmula mágica para alcanzar esas metas que tienes arrinconadas. Es el mejor estímulo para iniciar algo y una mano que te rescata cuando empiezas a caer. Vale para todo: vestir mejor, estar más tiempo con la familia, estudiar inglés, prestar más atención a tu pareja, hacer un post cada tres días, comer más verdura, actualizar tus conocimientos, crear esa pequeña empresa, crear una asociación...

Nos citamos para diciembre de 2015, pero a mitad de año contactaré contigo para que me cuentes la experiencia y darte un tirón de orejas si lo necesitas. Será eso mejor que en diciembre quedar colorado ;))