05 abril, 2015

Mami, ¡quiero que me hagan una buena crítica literaria!

Hoy te propongo, antes de seguir elucubrando, que leas primero el siguiente artículo “Poesía tatuada sin tabúes.


Si consigues para tu libro unas buenas reseñas tendrás un gran camino recorrido

¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?

Muchos de los que me siguen cada domingo sabrán que no bebo poesía, en ocasiones algún chupito, pero tras leer el artículo de Cristina Sastre me han entrado ganas de adentrarme en las páginas de Intranerso. De emborracharme de esa poesía que promete "orgasmos literarios".

La conclusión es que no existe mejor suerte para un escritor que lograr que alguien realice una buena crítica de tu libro o novela. Pero esa crítica tiene que sonar a verdad y estar redactada desde la pasión y con un estilo cautivador, que no suene a impostada. Y si es publicada en un medio con difusión ya puedes darte con un canto en los dientes.

Claro, que para conseguir que suceda una cosa así tiene que suceder alguno de los siguientes condicionantes:

1.- Cuando tu libro o tu literatura sea muy buena. Sin duda el mejor camino.

2.- Cuando el/la crític@ se haya enamorado de ti o de tus letras. Otra opción que también podría funcionar, pero complicada como la primera.

3.- Si te sales de lo cotidiano. Que tu literatura sea tan fuera de lo común, diferente o tan chabacana como la Belén Esteban. Es decir, que destaque entre los millones de autores que existen y luchan por sacar la cabeza.

4.- Que te sobre el dinero y puedas permitirte comprar espacios y críticos. Poco ético, pero...

Solo desearle suerte a Carlos Miguel Cortés con su libro Intranerso y que si este Editorial, tan desenfadado, contribuye a que pueda vender algún ejemplar más y que otros lectores conozcan su poesía, habrá valido la pena.

Mami, yo también pido la suerte de tener alguna reseña similar para mi siguiente novela, que se titula “El caso de la Pensión Padrón”. Verá la luz en tres semanas.

P.D. Si es que no se debe dar puntadas si hilos ;))


Hasta el próximo Editorial del domingo.