05 julio, 2015

Recalculando los objetivos

En Diciembre, propuse como fórmula para cumplir nuestros objetivos y deseos "el compromiso público". Y ha llegado el momento de hacer balance, una vez que ya ha transcurrido la mitad del año.




Por mi parte me comprometí a lo siguiente:

1.- Terminar y editar 5 de los libros (al menos) que tenía a medio terminar.
Uno de ellos ya ha visto la luz, El caso de la Pensión Padrón. Fue una gran satisfacción. Y la novela se está convirtiendo en viral.

2.- Sacar el primer número de Las 4 Estaciones de La Esfera.
No solo ha salido el primer número (Edición Primavera), sino que estos días ya está disponible la Edición Verano. Aquí sus contenidos.

3.- No fallar ni un solo domingo de 2015 en publicar este Editorial. Llevaba entonces ya dos años sin pinchar. Y no he fallado ni un solo domingo, este Editorial es la evidencia que va camino del tercer año. Aquí puedes ver el historial de #ElEditorialDelDomingo.

4.- Volver al gimnasio y a la actividad deportiva tras larga enfermedad.
Aún no he vuelto al gimnasio, pero sí a la actividad deportiva. Como mínimo cada 3/4 días por semana hago actividad física.

5.- Y por lo menos sacar uno de los muchos proyectos ambiciosos que tenía en mente. Había una importante lista.
La semana pasada he estado reunido tratando de concretar y darle forma a uno de esos proyectos (cultural y económico) que me rondan por la cabeza hace mucho tiempo. Tiene un calado importante.

Recalculando destino:

Es evidente que voy por el buen camino y que los objetivos que me he marcado son alcanzables. Pero no existe proyecto u obra que no tenga variantes e imprevistos (como ejemplo las obras públicas).  Todas en su ejecución sufren variación en su presupuesto, en la forma de ejecutarse para solventar problemas, mejorar lo planificado, o alcanzar un nuevo objetivo. Y tras meditarlo y sopesarlo creo que voy a modificar objetivo del punto 1.  El que decía terminar y editar 5 de los libros.

El motivo es que sacar de aquí a final de año 3 o 4 libros más, los tengo terminados a falta de las correcciones, sería contraproducente. Mataría a mis amigos y amistades solo con las presentaciones. Pasarían de mí ;)) Así que, este objetivo desde ahora lo descarto. O mejor dicho, lo modifico. Solo una publicación más sería asumible por mis amistades y lectores y también lo aconsejable.

Lo dicho, si no fuese por el compromiso público adquirido, me plantearía dejar de lado algunas cosas. El estado de ánimo y los objetivos de las personas son cambiantes y los objetivos que tenía a principio de año ya no son los mismos que los de hoy. ¡El sistema funciona!.

Y ahora te toca a ti. Cuéntanos como van tus objetivos. ¿En qué nivel estás? ¿Se han ido concretando? ¿Vas a abandonar o crees que lo conseguirás? ¿Te puede el haberte comprometido en público?

Comparte si te gusta. Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción

Editoriales que te pueden interesar