02 agosto, 2015

La importancia de la faja en los libros

“Una novela vendida cada seis segundos” Ante un mensaje de este tipo al lector medio no le queda otra que pensar que está frente a una novela de altura. Es el mensaje que lleva la faja de “La chica del tren” de la escritora Paula Hawkins. Si la cosa sigue igual la faja pronto cambiará a “Una novela vendida cada segundo”
Fajas, recurso
Diferentes fajas de novelas. Un recurso de ventas
Hace tiempo que me vengo fijando sobre el poder que tiene una buena faja en la venta de libros. Algo que he comprobado tras la confesión de algún lector: “Me fijo mucho en la banda que ponen las novelas en las portadas”

La faja se coloca sobrepuesta en la cubierta
¿Qué es la faja de un libro?
Es una de las múltiples opciones de llamar la atención sobre el comprador que tiene un libro. Las fajas consisten en una tira de papel brillante sobre las que se estampan distintos mensajes cuyo fin es que el comprador se decida por ese ejemplar y no por otro.

Crear una faja efectiva no es sencillo. Tiene que tener un mensaje poco trillado. No vale el típico “no podrá dejar de leerlo” “Te atrapará desde el primer momento”... También debe respetar la portada que algún diseñador se esforzó en realizar. Por tanto algunas portadas ya se diseñan pensando en la faja que llevará el libro.

¿Dónde tiene efectividad la faja en una novela?
Los libros auto-editados no suelen portar ninguna faja. El motivo es que no suelen competir en la mesa de novedades de una librería. Son libros que se venden en la red o por canales alternativos (presentaciones, boca-oído, web de la novela...) Así los autores no suelen incluirla. Pero si tienes que competir en una mesa con otras novelas no subestimes este recurso.

Me gustaría conocer tu opinión sobre las fajas. Pero tu opinión verdadera. Nada de postureo. ¿Compras o has comprado una novela influenciada por ella?


Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción

Editoriales que te pueden interesar