08 noviembre, 2017

Dieta gaseosa

Cojo un refresco energético y unas barritas de super vitamina. Habíame pesado en la báscula y todo ceros. 000,0 y pensaba que estaba estropeada. Lo repetí y 000,0. Vuelvo del frigo y me he vuelto a pesar, 000,0. La barrita no me dura nada. Me acerco sigilosamente, intentando sorprenderla y cuando me subo, me da la impresión que ella misma le quiere dar más misterio marcando despacio, muy despacio, 0…0…0…, …0.
Salto y mientras estoy en el aire en plan Matrix, veo como los dígitos desaparecen y al caer, como las letras de una animación de PowerPoint 000,0 otra vez.
No puede ser. Miro la botella y pone que es 0,0, me parece que esto es cachondeo. La bebo y vuelvo a c00ntrastar, 000,0.
Voy en busca de un destornillador y suelto los tornillos de las pilas, las cambio, atornillo y pruebo de nuevo, 000,0.
Coño, algo extraordinario pasa. Me visto y antes de salir de casa me peso por curiosidad ya que voy con ropa, 000,0. Puta!!!!.
Bajo a la calle que tengo cerca una farmacia y creo que tienen báscula.
Buenos días!
Buenos días! Me responde la farmacéutica mirándome de forma extraña.
Miro el aparato de medida y peso. Subo, le echo 50 céntimos, obvio el ponerme tieso y el resultado de altura me la pela, el fosforito digital señala 000,0 Kg. El rollito impreso va saliendo de la ranura. Lo arranco, leo 000,0 Kg. Vuelvo la cabeza hacia la dependienta y no me mira.
Lo aplasto y lo tiro.
Estoy confundido, más que de lo normal, veo una lata 0,0 en el suelo. La madre que la pario! y le pego una patada. Mi pie pasa por encima de ella sin rozarla.
Me detengo y me miro de arriba abajo, coño! Estoy levitando, yo estaba auto convenciéndome que estaba delgado y estas últimas horas quizás pensando en todo lo que estaba sucediendo con el asunto 000,0, ya pensaba que me había pasado. Estaba aligerando el paso hacía el más allá.
Esto es algo del tema del yoga, meditación en el que estoy ahora. Tengo poderes autotelekineticos y la cuestión es que ni me he enterado, tengo una mente súper desarrollada.
Voy a ser la comidilla y el fenómeno mundial. Apareceré en revistas técnicas y en programas del Oso.
Ahora caigo, bueno literalmente no porque peso 000,0 y no puedo caer. Estoy afectado, desde la cena de ayer con las pochas, de un exceso de gases. Voy al baño y en este caso mientras desahogo cogeré peso.

Texto: Ignacio Alvarez Ilzarbe