20 agosto, 2009

Blog El bibliómano (crítica)




Existe ocasiones en las paseando por la calle, encuentras una joya o un objeto abandonado que te sorprende por su valor o por su belleza, y no cabes dentro de ti por la suerte que has tenido y no entiendes como es posible que nadie haya reparado en ella.

Es lo que me ha pasado con el blog que hoy quiero compartir con ustedes “El Bibliómano”. Pura suerte. Estoy muy contento con mi hallazgo. Una joya simple que esconde un valor difícil de evaluar. De diseño pobre, blanco y austero, pero atesora y derrama un desbordante amor hacia los libros. Sorprende que tras tanta dedicación, pues el primer post que se publica es allá por noviembre de 2005, no exista o por lo menos yo no lo encuentro, el nombre de su autor ó una forma de contacto. También sorprende sus actualizaciones, pues el blog cuenta con más de 500 entradas. Es evidente que no busca protagonismo, pues tampoco existe la posibilidad de comentar o discutir ninguna de sus publicaciones.

Llama la atención la variedad y calidad de sus “post monográficos”, siempre entorno al mundo del libro y concretamente a ediciones descatalogadas, textos poco conocidos y singularidades sobre libros y manuscritos.

También es de agradecer el formato corto (mejor dicho cortísimo) de todos sus post, en lenguaje digerible y entendible, aunque en alguno de ellos trate de publicaciones para verdaderos sibaritas ó entendidos en este mundo adictivo que son los libros.

Si quieres saber más sobre Primeras Ediciones, cual es libro más caro, a que huelen los libros, cuales son las colecciones más deseadas, que se suele hacer con los libros que nos sobran… y sin que sufras un desmayo leyendo post del tamaño de la Biblia, estás tardando en visitar El Bibliómano.


Resumiendo (puntuación de 0 a 5)

Contenido: 4 - Estética: 2 - Actualización: 4

Planteamiento: 3 - Perfil de visitantes: 3 - Especialización: 5