23 septiembre, 2009

En el aire...

Si alguna vez me perdiera
por la ignota senda de sus ojos verdes,
no me busquéis bajo las piedras,
buscadme en el aire.

Buscadme donde la luz desvele
y no se adormezca la vida,
donde la palabra por siempre resuene
y la memoria perviva.

Buscadme donde el miedo de espanto muera
sin conocer mejor horizonte,
donde la espina clavarse pueda
y no quiera sembrarla el Hombre.

Si alguna vez me perdiera
por la ignota senda de sus ojos verdes,
no me busquéis bajo las piedras,
sino donde más os duela…
¡Buscadme en el aire!