15 septiembre, 2009

Una soldado raza


Una mujer me sacó de la cama… nunca lo hubiera pensado. Una guerrillera que venía a librar una batalla complicada. Una soldado raza, que por encima de generales uniformados, aparecía a presentar batalla con su trabajo, a cuerpo descubierto y con una única arma: su sonrisa y voluntad.

Una soldado sin galones, que trataba de solucionar los errores de los generales y capitanes creídos y con galones inmerecidos. Una luchadora silenciosa, que sin saberlo me ha levantado. 
Gracias Inma.