18 octubre, 2009

Antony and the Johnsons: inclasificables

Me voy a permitir hacer una recomendación: Antony and the Johnsons, un grupo a descubrir, si es que no lo conoces aún. Si alguna vez has escuchado sus creaciones seguro que no te ha dejado indiferente. 

Música difícil, imposible de clasificar, barroca, compleja, melódica, grandilocuente, orgánica, con acompañamientos de violonchelo y violín dignos de una orquesta de cámara y un omnipresente piano.


Las composiciones y ejecución de Antony Hagerty, líder, compositor, cantante, pianista y alma del grupo son una experiencia que va más allá de lo auditivo. 

Se ha dicho que su voz a veces se parece a la de Nina Simone, pudiera ser. Sin embargo, su registro de voz se acerca por momentos al de Elvis, por momentos al de un poderoso Tom Jones en estado de gracia.

Con sus álbumes: Antony and the Johnsons, I Am a Bird Now, The Crying Light, Antony Hagerty y sus Johnsons merecen un lugar preeminente en la música indie con aspiraciones de altura.




Crítica: Ana Joyanes