31 octubre, 2009

Nunca pierdes tu escencia






Da igual que me perfores, da igual que me atornilles. Mantendré mi esencia, mi personalidad.

Me reconocerás aunque me cambies el alma de acero, por una de yeso o de madera.

Me puedes limar la esquina que no poseo, o pulir la arista con la que no he nacido, seré la misma. Estaré fría o caliente cuando me toques, pero siempre seré una Esfera.