17 diciembre, 2009

Risas Protocolarias

Cuando nació, tras la nalgada, lloró como todos,
Y los presentes rieron de felicidad.
Lloró porque sabía lo que le esperaba,
los presentes rieron por cuestión de protocolo.

Mientras vivió rió y rieron con él.
También lloró, pero nadie lloró con él.
Cuando murió se marchó solo (igual que nació) y rió,
Los que quedaron lloraron por cuestión de protocolo.

Texto: Francisco Concepción