02 enero, 2010

Lo único cierto

- Papi, cuando sea mayor viviré en una casa con piscina.
- Hija, yo también soñaba con ello.
- Papi, seré alguien importante. No trabajare de sol a sol en algo monótono como tu.
- Hija, yo todavía sueño con ello.
- Y tendré una pareja con la que seré feliz y reiremos juntos.
Confórmate con follar de vez en cuando –pensó el padre-
- Papi, también quiero dar la vuelta al mundo, igual que en ese libro que me regalaste.
- Igual que yo, por eso te regale el libro.
- Pero papi, yo no quiero ser igual de infeliz e inculta que la gente de la tele.
- Mira cariño… lo único cierto y seguro en esta vida, es… ¡que te vas a morir! Igual que yo.