21 febrero, 2010

SMS, mis pinitos en el complicado mundo del cine

Realizar cine es complicado y menos cuando no cuentas con presupuesto. Hace años lo intenté, previa escritura de un guión. Este punto (el guión) es la génisis de cualquier proyecto cinematográfico y pienso que casi el más importante para que no se quede todo en el camino antes de ver la luz. Conozco a muchos realizadores, que incluso contando con importante capital y medios, han inciciado el rodaje de un cortometraje y ni siquiera lo han terminado de montar. Siempre debe existir la planificación/creación de un guión realizable. No podemos, por buena que sea la idea, meter en el guión: helicópteros, explosiones, etc, debemos planificar la historia pensando con los medios que vamos a contar y que podamos filmar. Es por ello, que nuestra creación se encuentra encorsetada y asumirlo desde el principio nos evitará frustraciones.
Este corto titulado SMS, está grabado en una sola mañana, aproximadamente ocho horas, tras una previa planificación. Los actores nunca habían actuado, por lo que me planteé contar la historia de forma visual, pues como hablaran la iban a estropear, el que escribe dirigía por primera vez y también escribía su primer guión cinematográfico.  Es evidente que podría haber quedado mejor.  Pero desde la distancia y sabiendo las limitaciones con las que contaba, está más que aceptable. A diferencia del mundo literario, en el que escritor se mete en su creación de forma solitaria, en el mundo cinematográfico tienes que contar con mucha gente y ello te lleva a tratar de dominar muchos campos. Incluido el de las relaciones interpersonales. De lo contrario de cabeza al fracaso.

En este corto, trataba de plasmar la dependencia que tienen los adolescentes de sus móviles.