10 marzo, 2010

Amar


Amar debe ser la finalidad de nuestra existencia, debe ser el principio, el camino y el final de nuestra vida, debe ser nuestro impulso diario.
Para amar no necesitamos proponerlo sino desearlo, no trabajarlo sino sentirlo, no autoconvencerte sino creerte capaz.
Para amar solo hace falta vivir y disfrutar cada segundo, con la certeza de que lo que das por amor te vuelve por amor, pero sin esperarlo.
El que ama no se siente solo, necesita estar solo, para seguir construyendo interiormente lo que proyecta al exterior.


Share/Bookmark