14 abril, 2010

Formas parte del equipo


Mi risa se apaga, las fuerzas flaquean, comienzo a notar el frío de la mañana, y los primeros rayos de sol aún no quieren evaporar el rocío de la noche.
Siempre pensé que si deseabas las cosas con fuerza tarde o temprano llegarían a producirse, pero se me ha escapado el hilo de la cometa y ahora vuela sin rumbo.
Las horas van pasando me apetece enfadarme con el mundo, gritarles a todos que pronto verán la realidad de otra manera, que las realidades son distintas en las mentes ajenas, pero que tu realidad no debe distorsionar, ni falsear la mía.
Solicito el derecho a hablar, revelarme, enfadarme y no estar de acuerdo con la historia de mi alrededor.
Solicito el derecho a vengarme, con la palabra, de un hecho que es injusto, y el deseo de que un día me digan: " formas parte de este equipo y de aquí no te va a quitar nadie".